AUTOPÍAS, COACHING, CONCEPTOS, GESTALT, REFLEXIONES

Dime de qué careces y te diré de qué presumir

Me asomo, una semana más, al vacío del folio en blanco. No me faltan temas sobre los que hablar, pero me invade una sensación de carencia. ¿Realmente tengo algo que aportar? Hay una gran cantidad de profesionales y aficionados disertando sobre conceptos de crecimiento y desarrollo personal. Me dejo sorprender por su talento, por sus habilidades, por sus técnicas de intervención, por el gran número de seguidores atentos a sus publicaciones o por su imagen pública (aunque a veces esta imagen pueda ser falsa). Siento envidia de su éxito. Y, cegado por lo que los demás han conseguido, me olvido de lo que puedo ofrecer y conseguir yo.

Reconozco que vivir en la carencia, olvidados de nosotros mismos, solo prestando atención a lo que tienen o muestran los demás, puede ser muy cómodo. Vivir así nos permite permanecer anclados en nuestra estrecha zona de confort eludiendo asumir nuevos retos y limitando nuestra capacidad de aprendizaje. Pero… ¿y si cambiamos la perspectiva? ¿No hay nada único, específico de nosotros mismos, que pueda llamar la atención de los otros? Todos tenemos habilidades y capacidades propias. Algunas de ellas, aunque no seamos conscientes de ello, están a la vista. Otras necesitan desarrollarse o perfeccionarse. Incluso tenemos habilidades ocultas, aún por descubrir, a la espera de experiencias en las que salir a la luz.

Al escribir estas líneas voy recordando –y reivindicando– mis propios talentos. Algunos de ellos, en lo que se refiere a este blog, podrían ser la constancia en la publicación de las entradas, la voluntad de una mirada atenta y de una escucha activa sobre lo que sucede en mí y a mi alrededor y la vivencia de mi propio camino de conocimiento personal (primero con la Terapia Gestalt, después con el Coaching). Tengo mi propia manera de expresar y compartir lo que descubro, lo que vivo. ¿Cuáles son tus talentos? Recuerda experiencias de éxito en tu vida familiar, académica, profesional, social… Los seres humanos estamos programados para ser únicos. ¿Seguirás lamentándote de tus carencias o empezarás a explotar todo tu potencial?

Estándar