AUTOPÍAS, METÁFORAS, REFLEXIONES

En el camino nos encontraremos

“Ha llegado a su destino”. Así nos anuncian los navegadores GPS que hemos completado nuestra ruta. El funcionamiento de estos dispositivos es muy sencillo: solo hay que introducir en el dispositivo la dirección a la que queremos llegar; el software se encarga de buscar el itinerario más rápido o, al menos, más ajustado a nuestras preferencias (autopistas, peajes, etc.). Incluso, si se trata de un navegador actualizado, nos ayuda a sortear tramos en obras o retenciones de tráfico. Además, podemos escoger lugares para hacer paradas y descansos en función de las recomendaciones de otros usuarios. ¿Te imaginas qué fácil sería alcanzar, aplicando esta tecnología, nuestras metas y propósitos vitales?

Alcanzar objetivos no suele ser una tarea fácil. Primero, porque no siempre tenemos una idea clara del destino al que queremos llegar: lo único que sabemos con certeza es que no queremos seguir en el mismo lugar. Segundo, porque podemos seguir varios itinerarios, cada uno de ellos con sus ventajas e inconvenientes. Tercero, porque siempre surgirán imprevistos o imponderables que condicionarán nuestra marcha. El material que nos pueda servir de guía se asemejará a esos antiguos mapas de carreteras con decenas de dobleces que ya no concuerdan en los que habríamos dibujado –y tachado– propuestas de recorrido y escalas. Puede que, incluso, se haya perdido alguna página.

Cuando, finalmente, nos pongamos en marcha, transitaremos por los accidentes geográficos que caracterizan nuestra ruta. Quizá subamos con facilidad por puertos de montaña que otros no pudieron coronar. Quizá la fatiga y el cansancio nos sorprendan en la planicie que otros vivieron como un paseo. Cada uno encontrará sus propias dificultades. ¿Cómo avanzar? Aceptando que la recompensa y el éxito no se encuentran en la mera consecución de nuestros propósitos u objetivos, sino también en el disfrute del camino que nos lleva hasta ellos. Ya lo dijo el gran escritor Antonio Machado: Caminante, no hay camino. Se hace camino al andar.

Estándar